EN EL TRANSPORTE

Todas las semanas vamos al trabajo, a hacer la compra, algún día a cenar... las personas no nos quedamos siempre en casa, salimos fuera. 

Cuando vamos a los sitios, dependiendo de dónde vivamos, tenemos unas opciones u otras de transporte. 

La más cómoda, el coche, por supuesto, pero... ¿las más ecológica? Va a ser que no.

Como puedes observar en este gráfico, lo que obviamente no contamina es caminar o ir en bici. ¿Tienes esa opción? Hazlo siempre que puedas.

Después tenemos el metro, que en España es eléctrico y transporta una gran cantidad de personas. El impacto es de 14g de CO2 por pasajero y Km (aunque tal y como vamos de apretados en Madrid yo diría que entramos el doble de personas y nuestro impacto es de la mitad, jaja)

Entiendo que el número de personas es una media, así que no te sorprendas si ves que hay pocas personas en el bus o en el avión.

Para dentro de una ciudad, siempre que puedas, usa el metro o si no puedes, el autobús.

Para distancias largas es mejor el tren (aunque no esté en la lista, sigue siendo eléctrico y se puede considerar como el metro), en caso de que no haya una ruta buena o factible en tren, mira el autobús. Si tampoco, pues el coche (compartiendo coche por ejemplo) y ya en última instancia, el avión.

Algunos destinos no puedes optar por otra cosa que el avión, pero en esos casos, si es trabajo por ejemplo, quizá puedes hacer videoconferencia, trabajo online u otras opciones, antes de viajar en avión 7000km y contribuir con casi 2000Kg de CO2 solo tú (sin contar el resto de pasajeros)

Madrid y alrededores

Ilustraciones de los temas: Marta Sierra

  • Telegram-icon
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon